Puerto de Culturas

Recuerdo que, hace ya unos años -bastante antes de que Cartagena, mi ciudad de origen, comenzase un ciclo que la condujo hacia el declive industrial-, una serie de personas, preocupadas por debatir sobre el futuro de una ciudad que perdía a pasos agigantados protagonismo en el concierto económico regional, nos reunimos en un local de la zona antigua, próximo a la actual iglesia de Santa María la Vieja y el Teatro Romano. En esa reunión estuvo Enrique Escudero, hoy fallecido, el primer alcalde democrático de Cartagena desde 1979 a 1983. Y recuerdo que, en el transcurso de aquel encuentro, Escudero, adelantándose a tiempos peores por venir, afirmó que el futuro de Cartagena estaba en la inteligente explotación turística del inmenso patrimonio arqueológico y cultural de la ciudad. Pasado el tiempo, se ha podido constatar que tenía razón. Y hoy Cartagena puede presumir de ofrecer, a naturales y visitantes, una extensa muestra de su brillante pasado histórico, a través de la oferta de Cartagena, Puerto de Culturas.
Desde hace algunos años, consciente de que esa interesante oferta cultural e histórica de la ciudad merece ser conocida ‘in situ’ por mis alumnos y alumnas, vengo organizando una salida didáctica a Cartagena, dirigida al alumnado de segundo curso de Bachillerato. La última, hace unos días. La subida en el ascensor panorámico al centro de la interpretación de la Historia precedió, en esta ocasión, a la visita a la interesante muestra que nos ofrece el museo del Teatro Romano, notable logro arquitectónico, en lo referente al continente y contenido, surgido de la imaginación de Rafael Moneo. Pero, momentos antes, la contemplación desde el Parque de Torres de las ruinas del anfiteatro romano, y la constatación, avalada por las palabras de la guía turística que nos acompañaba, de que las dificultades presupuestarias y la inacción de todas las administraciones -estatal, regional y local- son las responsables de la parálisis que se registra en la excavación de esos valiosísimos restos, me hizo reflexionar, hasta llegar a la conclusión de que sólo la ceguera cultural de los responsables políticos puede explicar cómo no se libran fondos suficientes (que sí los habrá, probablemente, para el megaproyecto de la ‘Paramount’ y para financiar a la escudería de Fórmula 1 murciana) para sacar a la luz el que probablemente sea uno de los anfiteatros mejor conservados de la cuenca mediterránea. La misma reflexión cuando desembocamos en una de las caveas desde la que nos es dado contemplar, en todo su esplendor, los restos del teatro romano. Aun reconociendo el esfuerzo que se ha realizado por exponer ante naturales y visitantes el que fuera, después de Mérida, el mayor teatro de Hispania, sólo la desidia y el desinterés explican que no continúen las excavaciones en la parte posterior del teatro, la orientada al norte (la porticus post scaenam), zona que en su día estuvo ajardinada y facilitaba el acceso al interior del recinto, además de servir como espacio para el esparcimiento, con sus espléndidos jardines.
Ceguera cultural y desidia institucional. Porque pocas ciudades de la Región, como Cartagena, pueden presumir de reunir muestras de épocas tan variadas de su pasado histórico. Una visita reposada a la que sigue siendo sede de la Capitanía de la Zona Marítima del Mediterráneo nos lleva, sucesivamente, a la antigüedad, con restos púnicos, romanos y visigodos -sin olvidar la cripta del siglo XVI hallada junto a las ruinas de la muralla púnica, indicativa de la gradual recuperación de la ciudad a partir de la Edad Moderna-, a su resurrección con Carlos III, con la valiosa aportación de Sebastián Feringán y Cortés, ingeniero militar español que proyectó y realizó numerosas obras de ingeniería defensiva en la ciudad, al esplendor del modernismo, con edificios como el Ayuntamiento, el Casino, la Casa Llagostera, la Casa Cervantes, la Casa Pedreño, el Palacio de Aguirre, el Gran Hotel….
Cartagena alberga demasiado patrimonio como para no volcar en ella más esfuerzos. Y es que el turismo cultural puede contribuir, también, a la recuperación económica de esta Región.
(*) Artículo publicado en La Opinión de Murcia por Diego Jimenez / 09-03-2010
Anuncios

0 Responses to “Puerto de Culturas”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




LIM San Esteban

Taller de trabajo entorno al yacimiento arqueológico de San Esteban creado por el [LIM] Laboratorio de Intervención Metropolitana.
Espacio abierto y continuo de trabajo para visibilizar el patrimonio arqueológico y cultural subyacente de Murcia.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 12 seguidores

Nos puedes escribir a:

limsanesteban@gmail.com

Visitas!

  • 10,715 visitas
El LIM es una idea de Relieves arquitectos

A %d blogueros les gusta esto: